Educación

Educación en la que los texanos pueden confiar

Todos los texanos merecen acceso a educación de calidad que les permita alcanzar todo su potencial. Esta es la ruta más segura para el éxito individual y colectivo del estado y del país.

  • Ningún dólar de nuestros impuestos públicos será dado a las escuelas privadas.
  • Los maestros de escuelas públicas deberían tener su jubilación protegida a través de la cancelación de la Provisión de Eliminación Windfall.
  • Debemos seguir dando pasos para empoderar a nuestros maestros dándoles más control sobre las aulas y así, al tener esa autonomía para enseñar a sus alumnos, ellos puedan cumplir su vocación. También es importante reducir las pruebas arbitrarias y de alto riesgo.
  • Eliminar legislaciones dañinas como el Proyecto de Ley 6 del Senado y cualquier regulación que discrimine a un estudiante en base a su orientación sexual o identidad de género.