Inmigración

Un sistema de inmigración que los Texanos pueden confiar

Gran parte de nuestra fuerza, éxito y seguridad como estado y como país depende de los inmigrantes que contribuyen a nuestra sociedad, ya que juntos construimos el Sueño Americano. Cualquier reforma migratoria honesta debe reflejar el valor de los inmigrantes, refugiados y los solicitantes de asilo proporcionándoles un camino a un empleo, a la reunificación familiar y a la ciudadanía.

En esto tiempos en donde la frontera con México nunca ha sido más segura, y cuando nunca hemos gastado tanto en seguridad fronteriza, la forma más segura de mejorar la seguridad no es construir un muro o gastar miles de millones más, sino garantizar que estemos maximizando el potencial de todos en este estado, tratándonos con mutuo respeto y dignidad.

Así es como lo haremos:

  • Poner fin a la militarización de nuestro sistema de inmigración, así como cerrar prisiones privadas de inmigración y centros de detención que se benefician de encarcelar a familias.
  • Aprobar la Ley DREAM y asegurar que los inmigrantes indocumentados conocidos como “Dreamers” que fueron traídos aquí como niños, encuentren un hogar permanente y la ciudadanía estadounidense.
  • Asegurar que aquellos que vienen a nuestras fronteras buscando refugiarse de la violencia y persecución tengan una oportunidad justa de presentar su caso y que se les garantice un proceso conforme a nuestras leyes.
  • Mejorar el sistema de inmigración para apoyar y facilitar la reunificación familiar, la educación y la inversión de talento en nuestro país.
  • Modernizar el sistema de visas para permitir que compañías de los Estados Unidos encuentren trabajadores para realizar trabajos los cuales trabajadores estadounidenses no puedan realizar.
  • Reformar nuestras leyes de inmigración para legalizar el estado de millones de inmigrantes que ya residan en nuestro país y garantizar un camino justo para obtener la ciudadanía para quienes se sientan inspirados por la oportunidad y los ideales que nuestro país presenta al resto del mundo.