Responsabilidad Gubernamental

Un Gobierno en el cual texanos puedan confiar

No podemos lograr esto hasta que nuestro gobierno refleje y responda a las personas a las que pretende servir y representar. Los texanos se merecen un gobierno que se desempeñe para ellos y administre bien los dólares de los contribuyentes. Así es como lo hacemos:

  • Debemos terminar con la reelección perpetua y traer nuevas voces al Congreso imponiendo los límites de mandato a cada miembro de la Cámara y el Senado. Es por eso que me he comprometido a servir solo dos términos si soy elegido para el Senado de los EE. UU.
  • Los texanos envían su dinero a Washington con la expectativa de que está siendo invertido para mejorar sus vidas, no para atender a grupos de intereses especiales. Vamos a sacar la influencia que tienen las grandes compañías en Washington y garantizar que la legislación no esté redactada por el mejor postor. Esto comienza por evitar que los políticos acepten dinero de los Comités de Acción Política (PAC por sus siglas en inglés) y devolver el poder al electorado. Es por eso que presenté la Ley No PAC (H.R.1743), que evitaría que cualquier funcionario electo acepte contribuciones de PAC.
  • Finalizemos la manipulación de votos donde los miembros del Congreso eligen a sus votantes en vez de lo contrario. Deberíamos tener una comisión de redistribución no partidaria, no política, la cual eliminaría la práctica de la manipulación racial que ha sacado a la gente de su democracia basada en su raza y origen.
  • Asegurar que el gobierno funcione de manera más eficiente y que cueste menos eliminando las regulaciones federales redundantes o desactualizadas y mejorando la transparencia y la supervisión de las agencias federales.